El 21 de febrero de 1999, la Unesco declaró el Día Internacional de la Lengua Materna, cuyo objetivo fue promover la diversidad lingüística y cultural para proteger los idiomas que se hablan en todo el mundo.

Menos del 20% de la juventud vasca ha recibido el euskera como única lengua materna

La lengua materna es aquella que un niño o una niña recibe en casa en sus primeros tres años. Según Eustat – Instituto Vasco de Estadística, en Euskadi solo el 20% de los jóvenes de entre 15 y 29 años han tenido el euskera como lengua materna frente al 10% que ha recibido tanto el euskera como el castellano. Esto nos indica que casi un 30% de los jóvenes vascos han  recibido el euskera de sus progenitores en la infancia.

Otro dato interesante nos desvela que el porcentaje de jóvenes que tienen como lengua materna ambas lenguas ha incrementado en los últimos años mientras que quienes han tenido el euskera como única lengua apenas ha variado

Estos datos esconden  diferencias según los territorios históricos vascos: En Araba, un 5% de los jóvenes de entre 15 y 29 años ha oído hablar euskera en su hogar hasta los 3 años, en Gipuzkoa esa cifra asciende hasta el 35%. Por otro lado, si tomamos de manera conjunta tanto quienes han recibido solo el euskera o el euskera y el castellano como lenguas maternas, apreciamos que Gipuzkoa sigue a la cabeza con casi un 50%, pero Bizkaia y Álava se quedan con cifras más bajas de 22% y 13% respectivamente.

Nueva ley educativa en Euskadi

El sistema educativo vasco quiere paliar en gran medida estas diferencias entre provincias. Las bases de la nueva ley educativa vasca apuntan a un modelo plurilingüe con el euskera como eje principal donde se insistirá en el euskera como ¨referencia¨ para un modelo que garantice las competencias ¨de usuario avanzado ¨en las dos lenguas oficiales, aunque no se precisa un nivel concreto. También se priorizará el euskera en las relaciones de actividad y entre profesionales, así como en las relaciones formales y no formales entre alumnado y profesorado. Representantes del mundo de la educación afirman además que este modelo es el más inclusivo en todas sus facetas porque el euskera suma y crea cohesión en la sociedad.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.