El PNV ha logrado también un acuerdo para que EITB cuente con un marco propio

El PNV ha alcanzado un acuerdo con el Ejecutivo de Pedro Sánchez para la nueva Ley Audiovisual logrando introducir en el proyecto de la norma casi 50 de las 58 enmiendas presentadas. En ellas se reconoce la necesidad de que el euskera esté presente en los contenidos audiovisuales, un el marco propio de EITB y otras garantías para las competencias autonómicas vascas.

Presencia obligatoria

“Con la inclusión del euskera se asegura una presencia obligatoria mínima para las lenguas minoritarias del Estado en cuotas de emisión y financiación. Se establece para ello un criterio de cuota poblacional y un mínimo del 10% para cada una de las lenguas de las comunidades autónomas”, declaró el portavoz del PNV en el Congreso,Aitor Esteban, en la rueda de prensa ofrecida en Sabin Etxea.

“Hemos logrado, que el Gobierno de Pedro Sánchez se mueva y cambie una norma que era centralista y una falta de respeto al autogobierno y a nuestras competencias. En vez de quedar abierto para que se pueda elegir, el euskera tendrá también una presencia obligatoria», destacó el diputado jeltzale.

Por su parte, Joseba Agirretxea, diputado encargado de la negociación para esta norma, destacó que han logrado «un acuerdo bastante mejor que el del proyecto inicial, con casi 50 de las 58 enmiendas aprobadas. Se han introducido menciones a las autoridades autonómicas que evitan depender en exclusiva del marco audiovisual estatal y se ha garantizado el marco de actuación de EITB.  Se aceptan también los convenios entre comunidades autónomas, por lo que las emisiones de ETB en Nafarroa serán de carácter autonómico y no estatal», explicó el diputado.

Netflix en euskera

El PNV considera que en general el euskera «tendrá más garantías que ahora en el sector audiovisual” y ha atado también avances en el doblaje y en los subtítulos de la programación infantil, que se obliga a doblar en los servicios y la oferta de TVE.

Lo regulado en esta nueva norma no afecta a los operadores y plataformas extranjeras como Netflix, Disney+ o HBO, pero se pide la corresponsabilidad de estas empresas. No obstante, Netflix ha comenzado recientemente a ofrecer contenidos en euskera.

En la Cámara Baja el plazo para terminar de incluir enmiendas se cierra los próximos días, por lo que en Sabin Etxea confían en colocar todavía alguna más al proyecto definitivo. Diez enmiendas jeltzales pueden ser «objeto de transacción» y, según señaló Aitor Esteban puede haber voluntad en Moncloa. «El Gobierno español está dispuesto a incluir algo más y hay tiempo hasta el jueves», añadió.

Pacto costoso

Aitor Esteban puntualizó que “más allá de preservar las competencias autonómicas de la CAV en esta materia y garantizar que no haya injerencias en la gobernanza de EITB, era necesario dar un empuje al euskera en los contenidos audiovisuales”.

Con todo ello, y aunque no es la ley que más gustaría a los jeltzales, el portavoz del PNV celebra que es un pacto satisfactorio. «El acuerdo alcanzado ha sido costoso, trabajado y detallado. Hemos salvaguardado nuestro autogobierno, la autonomía de EITB y reforzado el euskera», concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.